bambu

La importancia de la base

Un estudiante de artes marciales le pidió cita a su sensei para hablar de su situación. Le comentó que ya llevaba algunos años y sentía que no evolucionaba, y estaba pensando en renunciar a seguir entrenando.

 

– Mira a tu alrededor – le dijo el maestro. ¿Ves el bambú que tengo en el jardín?

– Cuando sembré las semillas del bambú, las cuidé muy bien. Les di luz y les di agua, pero durante los primeros años no crecía nada.

¿Y no te impacientaste?, preguntó el estudiante

Unos de los conceptos fundamentales en las artes marciales son la paciencia, la constancia y el esfuerzo diario.

El bambú había pasado seis años echando raíces, unas raíces que lo hicieron fuerte y le proporcionaron todo aquello que necesitaba para sobrevivir.

Estas raices son su base y cuando se tiene buena base estarás más preparado ante los fuertes vientos.

Después de 6 años empezó a brotar y en poco tiempo creció muchísimo.

¡Tu tiempo vendrá! ¡Crecerás muy alto¡

Nunca te arrepientas de un instante de tu vida. Los buenos momentos te aportan felicidad. Los malos momentos, experiencia. Ambos son esenciales para la vida. Las penas te hacen más humano. Los tropiezos te mantienen humilde. El éxito te hace brillar. Pero sólo tú tienes el poder de mantenerte en el camino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies